astenia

Los momentos de desgana, fatiga o somnolencia en primavera pueden derivar de la astenia. ¿No sabes qué es? No se describe como una enfermedad sino como un síntoma de estrés laboral, desgaste psicológico o derivado de enfermedades respiratorias o alérgicas. Básicamente su significado es cansancio.

Una dieta desequilibrada también desencadena la astenia primaveral.

Con el cambio de estación las personas reaccionan con este tipo de síntomas ya que el cuerpo se debe acomodar al nuevo clima. Se podría decir que en parte es una forma subjetiva de reaccionar al calor. Las horas de luz solar y los cambios hormonales son los culpables de este agotamiento.

Cómo prevenir la astenia primaveral

Para evitar la astenia primaveral básicamente es llevar una vida saludable y una dieta equilibrada reforzada con complementos nutricionales, como la jalea real. Enriquecer nuestra dieta con minerales y vitaminas comiendo verduras, frutas y hortalizas nos aportará energía para sobrellevar el cansancio. Debemos tener nuestro cuerpo hidratado así como descansar las horas necesarias para sentirnos reconfortados.

Realizar ejercicio durante media hora diaria nos activará física y psicológicamente.

El aporte energético tiene que ser desde primera hora. Es importante realizar un desayuno que nos de el combustible necesario para no estar decaídos durante el día. Ingerir alimentos ricos en hidratos (cereales o pan), proteínas (pavo, queso, huevo), lípidos (aceite de oliva virgen) y vitaminas y minerales (frutas) nos ayudará a tener una gran energía para afrontar la jornada. Asimismo, debemos comer cinco veces al día para controlar la glucosa del organismo.

Tener unos horarios marcados para cada tarea también ayudan a que el cuerpo se acostumbre a la rutina y no decaiga. Aunque pueda parecer muy controlado el día a día, ayuda a que nuestro organismo se adapte a comidas, ejercicio y descanso necesario para tener la energía adecuada.

Así que mira con positividad la vida, no dejes que el estrés o nerviosismo domine tu estado de ánimo y lleva una vida saludable. Con eso, la astenia primaveral será una simple anécdota que contar.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

16 − 8 =

Curbelo Salud. 2018 © Copyright