detección precoz

La detección precoz de problemas visuales en la infancia evita problemas diversos. Es un sentido que desarrolla el aprendizaje y la comunicación. Esto puede provocar atrasos en la educación del pequeño. La limitación de no poder ver bien letras y números en una fase tan importante de aprendizaje puede ser crucial. Un problema que puede derivar de forma negativa en el desarrollo motor y la habilidad psicomotriz del niño.

Por eso es necesario tener prevención y tratar los problemas refractivos en la niñez. La gente cercana al niño tiene que estar atentos a su comportamiento para lograr una detección precoz de posibles problemas visuales. Astigmatismo, miopía o hipermetropía son los defectos visuales más comunes a temprana edad.

Cuándo acudir al oftalmólogo para una detección precoz

Es complicado acertar cuando es mejor acudir al oftalmólogo para una detección precoz. Muchos síntomas difíciles de ver a simple vista hacen dudar al entorno del niño. Primeramente, los padres en conjunto con el pediatra deben observar y detectar ciertos problemas visuales del menor. La primera etapa de la niñez es crítica en el desarrollo visual del niño. Algunos síntomas que sugieren llevar al especialista oftalmológico son:

  • Problemas de visión cercana y lejana.
  • Dolor de cabeza frecuente.
  • Ojos rojos.
  • Lagrimeo.
  • Desviación de los ojos.
  • Antecedentes familiares.

Una revisión del oftalmólogo a temprana edad reducirá problemas de aprendizaje. Por eso corregir instantáneamente dichos problemas visuales es de vital importancia. En Curbelo Salud hacemos una revisión exhaustiva a los más pequeños detectando y creando la lente adecuada a su problema el mismo día. Acude a nuestro especialista y saldrás de la consulta con el montaje de las gafas hechas. ¡Te dejamos este vídeo para que veas el proceso!. Cuidamos de tu salud.

Curbelo Salud. 2018 © Copyright