fotoprotector

El fotoprotector o filtro solar es el producto que tiene por función ayudar a proteger la piel de las radiaciones ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB). Estas emisiones son muy perjudiciales para nuestra salud.

Según la composición existen varios tipos de fotoprotectores que podemos clasificar en:

  • Biológica: Son agentes antioxidantes, como nuestras cremas solares para la cara de factor 30 o 15 , que protegen al cuerpo de forma natural contrarrestando los daños que las radiaciones solares provocan en la piel.
  • Físicos: este tipo de filtro solar se encarga de crear una película que cubre la piel evitando que los rayos de sol penetren en ella. Es decir, funcionan como espejo reflejando la radiación solar.
  • Químicos: en este caso los rayos de sol si alcanzan la piel, pero las sustancias que componen el filtro absorben las radiaciones conviertiéndolas en no perjudiciales.
  • Mixtos: son tipos de filtros que están compuestos por todos los anteriores, protegiendo la piel de distintos modos. Son los más recomendable.

El factor de protección (FPS) consiste en el número que se asigna para clasificar el grado de protección de los filtros solares. Con este número se indica cuanto tiempo más puedes estar en exposición solar sin que se enrojezca la piel comparado al tiempo que necesitas cuando no llevas fotoprotector.

Para medir el FPS hay varias formas, por eso para que la medida sea igual en Europa se ha creado una forma de medición que se llama COLIPA. Es una agencia que se encarga de medir los fotoprotectores. No tiene ninguna relación con los fabricantes, sino que es una agencia externa e independiente. Los filtros se clasifican en los siguientes niveles:

  1. Protección baja: 2-4-6
  2. Protección media: 8-10-12
  3. Protección alta: 15-20-25
  4. Protección muy alta: 30-50
  5. Protección ultra: 50+

Factores a tener en cuenta en la elección del fotoprotector

Para elegir bien el fotoprotectores que se adapten a nuestra piel tenemos que tener en cuenta factores como que filtro tiene, que textura posee (mayor textura, mejor penetración), que el FPS venga indicado en el envase. Aunque para una protección adecuada lo mejor sería utilizar un FPS 15 o mayor, y tener presente el tiempo de exposición, los factores medioambientales y el tipo de piel.

El modo de empleo de los fotoprotectores es:

  • La piel debe estar seca, salvo que el producto indique lo contrario.
  • Aplicar 20-30 minutos antes de la exposición solar.
  • Su renovación se aconseja cada 2 horas.
  • Utilizar un cantidad considerable del producto.
  • Cubrir todas las partes del cuerpo expuestas a las radiaciones.

Para tu salud y por tu bienestar no olvides proteger tu piel. Es tu carta de presentación. A disfrutar del sol, pero siempre con protección. Entra en nuestra tienda online y descubre todos los productos de dermocosmética que tenemos para cuidar de tu piel.

  1. octubre 7, 2015

    Gracias por compartir con todos nosotros toda esta interesante información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este post.

    Saludos

    ludoteca vigo http://www.ocioinfantiltrasnos.com/servicios2/ludoteca-vigo.html

Write a comment:

Your email address will not be published.

22 − 13 =

Curbelo Salud. 2018 © Copyright