óptica tenerife

Las lentes de contacto, son las conocidas lentillas. Se trata de otro tipo de corrección óptica que se colocan sobre la superficie del ojo y que es una alternativa a las gafas. Se debe alternar con el uso de las gafas. También pueden ser cosméticas, modificando el color del nuestro ojo o bien terapéuticas, indicadas para cualquier patologías.

Cualquier tipo de lente de contacto es un producto sanitario. Debe cumplir todos los requisitos de este tipo de producto y ser adaptadas bajo la supervisión de un profesional o oftalmólogo.

Lo correcto es hacer una valoración previa de la salud ocular para descartar cualquier patología que pueda contraindicar la utilización de lentes de contacto.  Realizar una graduación actualizada y pedir al laboratorio una lentilla que vaya a cumplir las expectativas del paciente. A veces hay que modificar algún parámetro de la lente, y eso sólo es posible haciendo una valoración de la lentilla puesta en el ojo del paciente.

Proceso a seguir para un correcto uso de las lentillas

Hay que dar unas indicaciones al paciente que debe cumplir escrupulosamente. Es una corrección óptica que apoya en la superficie ocular, por lo que el cuidado de la lentilla, la higiene, desechar la lentilla en la fecha indicada, etc…son datos a tener muy en cuenta. Con una buena adaptación las ventajas son muchas con respecto a las gafas:

  • No llevar gafas eliminamos la sensación que refieren muchos usuarios de mirar a través de un marco.
  • Dependiendo de la graduación, el llevar gafas modifica el tamaño del objeto que observamos.
  • Otra gran ventaja es que podemos utilizar cualquier gafa de sol, ya que llevando lentillas no necesitamos graduar la gafa de sol.

La adaptación de lentillas es totalmente personalizada e individual. Existen muchos tipos de lentillas y el oftalmólogo debe saber cuál es el uso que el paciente dará a la lentilla para adaptársela como mejor le convenga.

Mantenimiento de las lentillas

Las lentillas mensuales si se puede usar sólo los fines de semana, pero no es la opción más rentable. La lentilla dura un mes natural, se la ponga las veces que se la ponga. Los usuarios tienden a utilizarlas más de lo normal para intentar prolongar el uso al máximo posible y gastar menos en lentillas, pero son sus ojos y debemos tomarlos en serio.

Mucho hincapié en la higiene de todo lo que nos rodea a nosotros y a la lentilla.

Debemos lavarnos las manos a conciencia antes de ponernos o quitarnos las lentillas. El estuche donde guardamos las lentes de contacto, bien limpio siempre, cambio de liquido todos los días y así nos aseguraremos la vida útil de las lentillas. ¡¡Y no usar el agua del grifo para limpiar nuestras lentillas!!

Existen lentillas que se pueden usar de una manera continua durante todo un mes, sin sacarlas del ojo, pero necesitaría unas indicaciones especiales. Quitarse las lentillas es un proceso muy breve y sencillo que no nos llevará más de 30 segundos. Existen algunas lentillas con protección ultravioleta, pero a pesar de tener este filtro, no exime del uso de una buena gafa de sol homologada. Si necesitan cualquier aclaración no duden en acercarse a óptica Curbelo, les daremos las respuestas que necesitan saber.

Write a comment:

Your email address will not be published.

6 + 3 =

Curbelo Salud. 2018 © Copyright