hombro

El hombro es una de las articulaciones con más movimiento de nuestro cuerpo. Las dolencias pueden ser derivadas de varias causas debido a su cantidad de músculos y tendones. Inflamaciones o problemas óseos que afectan al manguito rotador. ¿Y qué es? pues una estructura formada por cuatro tendones que mantienen la cabeza del húmero centrada para que la articulación pueda rotar. Otra de sus funciones es ayudar al movimiento del hombre (subir o rotar).

El hombro doloroso también es conocido por tendinitis del manguito rotador, síndrome de pinzamiento o bursitis subacromial.

Las principales causas de tener un hombro doloroso es la tendinitis, un hombro rígido o una contractura muscular. Según su causa, los trastornos neurógenos se tratan a base de medicamentos antiinflamatorios, artroscopia o crioterapia.

Lesiones que provocan tener un hombro doloroso

Entramos más en profundidad en las lesiones antes nombradas. De la primera que hablamos es de la tendinitis. Es una inflamacón de los tendones que componen el manguito rotador. Es una lesión común en deportistas jóvenes que elevan el brazo por encima de la cabeza normalmente (tenistas, nadadores, etc.). Su tratamiento se basa en aplicar frío a la zona afectada o tomar medicamentos antiinflamatorios (consulte con su farmacéutico). Un ejercicio para relajar la zona afectada es dejar colgar el brazo lesionado y hacer leves movimientos de oscilación hacia un lado u otro.

La inmovilización del brazo mediante cabestrillo se hará si se tiene una inflamación grave.

El hombro rígido, o congelado, es cuando debido a la inflamación existente se pierde movilidad en el brazo. Este dolor impide realizar un movimiento natural con el brazo que puede llevar a la rigidez. Una persona con diabetes o con problemas de tiroides son más propensos a este tipo de lesión. La dolencia se trata con fisioterapia y relajantes musculares, aunque siempre es mejor utilizar calor, para desinflamar la zona y recuperar la totalidad del movimiento.

Otra de las posibles lesiones que provocan un hombro doloroso es la contractura del mismo. Este tipo de dolencia puede ser causada por estrés, sedentarismo o por las horas que pasamos delante de un ordenador. La mejor forma de eliminar cualquier contractura es ponerse en manos de un fisioterapeuta que trate la zona y la descongestione. Asimismo, la aplicación de calor en la contractura ayudará a quitarla. Por eso se recomienda colocar bolsas calientes (cuidado con quemarse la piel) o chorros de agua caliente durante 10-15 minutos. Toda aplicación de calor en la contractura será beneficioso para nuestra pronta recuperación.

 

Write a comment:

Your email address will not be published.

− 4 = 2

Curbelo Salud. 2018 © Copyright