ojo seco

El síndrome del ojo seco es una alteración que se produce en la superficie del ojo bien por una falta de lágrima o bien porque esta es de mala calidad. La glándula que segrega las lagrimas no fabrica suficiente secreción para que el ojo este hidratado.

La disminución de la fabricación de lágrimas suele ser debido a la edad.

El síndrome del ojo seco puede aparecer por diferentes causas:

  • Los cambios hormonales en las mujeres.
  • Enfermedades sistémicas como por ejemplo la artritis reumatoide.
  • Cirugías oculares o enfermedades cicatrizantes de la superficie del ojo.

Manifestación del síndrome del ojo seco

El síndrome de ojo seco causa:

  • Irritación.
  • Escozor.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Sensación de arenilla.
  • Fatiga ocular o pesadez en los párpados.
  • Lagrimeo por una inadecuada e insuficiente hidratación ocular. Esto es una respuesta de defensa de nuestro organismo que nos protege “inundando” nuestros ojos con lagrimas, pero lágrimas que no aportan los nutrientes y protectores necesarios.

Existen medidas útiles para evitar la sequedad ocular ocasionada por causas ambientales como son; no exponerse a corrientes de aire que favorecen la evaporación de la lágrima, cuando llega el calor pues evitar el ventilador directamente en la cara o no llevar las ventanillas del coche totalmente bajadas. Muy útil también es forzar el parpadeo y una estricta higiene de todo el globo ocular

La detección y tratamiento precoz resultan esenciales para la mejora del daño ocular. Las personas con más riesgos son las personas mayores en fase de cambio hormonal.

Las personas mayores y las mujeres en fases de cambio hormonal tienen más riesgo de padecerlo. Un dato importante es que aproximadamente el 20% de la población está afectada por este síndrome y este porcentaje se dispara hasta un 75% en el grupo de personas mayores de 65 años. Su tratamiento habitual es el uso de lágrimas artificiales y pomadas lubricantes. De todas formas, será el oftalmólogo el que indique al paciente cual es el tratamiento más adecuado.

Los síntomas son muy similares a una alergia en los ojos.

Los casos de alergia ocular pueden presentarse a cualquier edad, más frecuentes en niños y jóvenes. Por el contrario, el síndrome del ojo seco se manifiesta en personas mayores y mujeres en cambio hormonal, como hemos dicho antes. Son trastornos crónicos que efectivamente se pueden presentar a la vez, por eso el diagnóstico diferencial es clave para dar con un tratamiento adecuado.

  1. julio 17, 2015

    Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

Write a comment:

Your email address will not be published.

48 + = 50

Curbelo Salud. 2018 © Copyright