¿Qué es el Síndrome del Túnel Carpiano (STC)? ¿Cuál es el tratamiento?


Los movimientos repetitivos de la mano pueden causar numerosas patologías como esguinces, tendinitis o artrosis. Sin embargo, una dolencia muy habitual es el Síndrome del Túnel Carpiano (STC), puesto que lo sufre el 3% de la población, según informa La Vanguardia sobre el dato ofrecido durante la Jornada de Patología del Aparato Locomotor organizada por el Hospital La Candelaria y el departamento de cirugía de la Universidad de La Laguna. Se trata de una neuropatía del nervio mediano, que va desde el antebrazo hasta la muñeca y es el encargado de proporcionar sensibilidad y movimiento al dedo pulgar, índice, corazón y la mitad del anular más cercana al dedo corazón. Se genera debido a la presión que sufre este nervio, a la altura de la muñeca.

El nervio mediano atraviesa la muñeca por un lugar estrecho denominado túnel del carpo. Por él también transitan los tendones flexores que nos permiten, como su nombre indica, flexionar los dedos de la mano. Al ser un canal estrecho, cualquier inflamación puede comprimir el nervio, ocasionando los síntomas.

Los síntomas más frecuentes son hormigueo, entumecimiento, torpeza a la hora de realizar movimientos finos y pérdida de fuerza al agarrar objetos.

El STC puede ocasionarse por una predisposición genética a un túnel estrecho, traumatismos o lesiones en la muñeca, artritis reumatoide o uso repetitivo de la musculatura. Profesiones como fisioterapeutas, informáticos, mecánicos o personal de limpieza son más propensos a desarrollar esta afección. Además, en una entrevista de El Mundo se señala que ‘’los pacientes acuden al especialista en casos ya severos, obteniéndose unos resultados quirúrgicos más lentos y menos satisfactorios, dado que el nervio debe recuperarse de una compresión severa y prolongada". Por esta razón, desde Curbelo Salud te recomendamos acudir al médico si crees padecer esta afección de la muñeca, con el fin de iniciar el tratamiento lo antes posible y minimizar los riesgos.

Por otra parte, el tratamiento consiste en una órtesis para uso nocturno que contiene un fleje en la zona palmar para impedir el movimiento de la muñeca y antiinflamatorios orales (ibuprofeno o naproxeno). Si esto no funcionara, el paciente podría someterse a cirugía para ampliar el túnel del carpo.

El paciente con el síndrome del túnel carpiano con un nivel leve o moderado puede requerir de esta órtesis nocturna para aliviar los síntomas. En Curbelo Salud somos expertos en ortopedia y ofrecemos un servicio integral de diseño y adaptación de sus órtesis, prótesis y otros aparatos de movilidad. No dude en contactar con nosotros para más información.

Fuentes utilizadas: 

EL MUNDO, El Síndrome del Túnel Carpiano presenta una mayor incidencia en mujeres de entre 40 y 60 años

LA VANGUARDIA, El 3% de la población padece el síndrome del túnel carpiano

Guardias de mayo 2017 en la farmacia Curbelo Salud